Consejos para remodelar tu casa y venderla muy bien

Request free quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

Consejos para remodelar tu casa y venderla muy bien

Joelia Dávila Joelia Dávila
 Dining room by Erika Winters Design, Modern
Loading admin actions …

Si laboras en el área de bienes raíces y te dedicas a la venta de casas, debes saber que la primera imagen que los clientes potenciales tengan de la casa que les muestras es muy importante, pues en esa verán el cuidado que se ha tenido en la edificación, el mantenimiento que ha recibido y el respeto que tú como vendedor tienes sobre lo que ofreces.

Si no te dedicas a ello pero has llegado a un momento de tu vida en que requieres vender tu propiedad o alguna casa en la que no tengas necesidad de habitar, tal vez necesites algunos consejos para poder realizar un venta exitosa y a un precio justo. Porque nadie sabe lo que una casa vale más que quien ha vivido en ella y le ha invertido tiempo, dinero, esfuerzo y cariño.

El mejor consejo que podemos darte para vender tu casa a un precio considerable es remodelar ciertas áreas, mejorando su apariencia y su funcionalidad. Una casa se vende por lo que representa y por la seguridad que ofrece su construcción, pero también por su apariencia, por el rostro que muestra a los clientes, por el cuidado que define sus muros y cubiertas, sus patios y jardines, sus pisos y plafones. Sigue con nosotros para descubrir algunos tips para lograrlo.

1. Darle una manita de gato al acceso principal

El segundo consejo que te damos es: pregúntate qué ves y qué te gusta ver en una casa. Seguramente tu respuesta será algo limpio, algo armonioso, cuidado, con mantenimiento y acogedor, que parezca la casa de una familia, amigable y cálida.

Pues bien, así debe lucir tu casa si quieres venderla. Y lo primero que la gente ve es la fachada principal y el acceso. Así que date un tiempo para pintar de un color uniforme toda la fachada o, al menos, la entrada principal y el entorno inmediato, para que luzca uniforme y limpia. Dedícate a restaurar o darle mantenimiento a las molduras y a las piezas de madera, a las marqueterías, a sustituir el vidrio quebrado y a mantener todos los cristales impecables.

Si hay alguna loseta o pieza del piso quebrada, reemplázala con una igual o con algo muy parecido si ya no hay en existencia. Y coloca plantas, algunas macetas lindas con vegetación ornamental le darán vista y realce enfocando la atención en este sitio. Y no olvides asesorarte con los expertos arquitectos y arquitectas de tu localidad.

2. Aprovecha la iluminación natural y la ventilación

La mayoría de las visitas de potenciales compradores se hace durante el día, en horarios laborales. La luz del día debe aprovecharse para observar bien los detalles de una edificación, así que abre tu casa y permite la entrada de luz natural. Integra cortinas que combinen entre sí y con el estilo de la decoración, dejando los textiles opacos abiertos y permitiendo la entrada de luz y ventilación naturales.

Un sitio luminoso y bien ventilado es muestra del cuidado que tienes al lugar donde vives. La buena iluminación y la correcta iluminación significan una casa saludable, un espacio sano y confiable. No dejes cortinas, ventanas ni puertas cerradas cuando tengas un cliente potencial.

3. Armoniza el diseño y la decoración

Tal vez te faltan algunos muebles puesto que ya no habitas esa casa, o bien tienes todos tus muebles porque ahí es donde vives y la dejarás una vez vendida. En cualquier caso, es importante mantener una armonía en cuanto a:

  • diseño
  • estilo y decoración
  • organización del espacio


Mantén los muebles en orden, las sillas del comedor en su lugar y libres de prendas, los sillones con cojines que combinen con las cortinas, algún tapete lindo en la sala, el piso limpio y libre, algún florero o accesorios decorativos. Mantén el mismo estilo, si se trata de algo rústico, campirano, muy moderno o ecléctico, incluso si no tienes definido un estilo, trata de mantener la misma línea en cuanto a mobiliario y decoración.

4. Integra revestimientos

Nada mejor que integrar nuevos acabados y revestimientos para darle más estilo y un nuevo aire a la casa. Puedes colocar revestimientos en el muro del cubo de la escalera, algo de cantera o piedra laja. O cambiar la cubierta de la cocina por granito o por melamina con algún acabado de moda, o bien por acero inoxidable.

También puedes tapizar los muebles como bancas, sillas y sillones. Recuerda, no importa si dejarás o te llevarás los muebles: si los dejas, estás ofreciendo piezas renovadas y que pueden valer más que antes, pero si te los llevas ya habrás mostrado una imagen armoniosa y cuidadosa de tu espacio. Además, te llevarás tus propios muebles pero lucirán como nuevos.

5. Termina la cocina

Muchas veces, por gastos cotidianos o por desidia, no terminamos alguna parte de la casa: a la cocina integral nunca le terminamos los acabados, nos faltó la torre de hornos o la campana, o nunca sacamos del empaque la lámpara para el comedor.

Pues este es el momento de terminar. Coloca azulejos en la salpicadera de la cocina, integra el mueble que hace falta para que sea más funcional y cuelga la lámpara que le dará el toque perfecto de estilo.

Si el comedor forma parte de la cocina, coloca una pieza que combine con el estilo del lugar, o bien integra alguna celosía o murete que divida las dos áreas sin cerrar el espacio. Recuerda que un área abierta y libre es más atractiva para los posibles clientes, pues ellos podrán reorganizar el interior a su propio gusto.

6. Neutraliza colores y espacios

Mantén una paleta de colores neutros. Esto permitirá que cada espacio se perciba mejor, sin opacar uno u otro. Puedes decantarte por blanco con tonalidades grises muy claras, dos o tres tonos máximo.

También puedes preferir tonos cremosos, marrones muy claros y beiges si la decoración que tienes es con madera y textiles naturales. En caso de tratarse de un estilo muy moderno, integra azules muy claros y algún contraste en gris oscuro. Deja que los acentos luzcan: los cojines, las cortinas, los tapetes y las cenefas o revestimientos.

7. Restaura pisos, plafones y paredes

Tal vez por años dejaste que la mancha en el plafón se extendiera y te acostumbraste a ella tanto que ya no la notas. O los huecos en la pared cuando removiste cuadros ahí se quedaron sin resanar. Pues bien, es momento de reparar esos detalles:

  • nivela esa puerta del baño que desde hace meses se arrastra y se atora a la mitad
  • impermeabiliza la cubierta y repinta el plafón o el cielo interior para quitar esa fea mancha de humedad
  • resana las paredes y desaparece los huecos del soporte de la televisión, de los cuadros y espejos que removiste o los contactos que llegaste a reubicar
  • termina de colgar esa lámpara para la que dejaste la caja abierta en el plafón y sigue con los cables colgando
  • cambia el azulejo dañado del baño o la loseta quebrada de la recámara
  • retira la alfombra si ya está demasiado vieja, desgastada o dañada


Es momento de hacer esos cambios que durante meses o años se han quedado para después. Porque después llegarán otras personas que tal vez por esos detalles no quieran pagarte lo que consideras justo. Y tal vez, restaurando esos detalles descubres que tu casa es realmente linda y te vuelves a enamorar de ella. ¡Quién sabe!

8. Haz un sitio especial

Limpia los patios y jardines. Deshazte de cosas acumuladas y en desuso como muebles viejos, llantas, cubetas o macetas. De pronto nos damos cuenta que tenemos mil cosas en el patio que ni nos imaginábamos.

Haz una limpieza a profundidad y verás que tu espacio, patio o jardín, tienen mucho potencial. Ahora, si tienes jardín, planta nueva vegetación, algunos arbustos ornamentales, un árbol pequeño, coloca una sombra y una silla, una mecedora y algunos detalles de decoración. Crea un sitio acogedor, que luzca atractivo y amigable. Eso buscamos todos en una casa: amabilidad, armonía y paz.

Después de estos consejos, te dejamos algunos ejemplos de remodelación para inspirarte:

 Houses by Casas inHAUS, Modern

Need help with your home project?
Get in touch!

Discover home inspiration!