5 consejos para elegir las cortinas perfectas para tu dormitorio

Request free quote

Invalid number. Please check the country code, prefix and phone number
By clicking 'Send' I confirm I have read the Privacy Policy & agree that my foregoing information will be processed to answer my request.
Note: You can revoke your consent by emailing privacy@homify.com with effect for the future.

5 consejos para elegir las cortinas perfectas para tu dormitorio

Maria Canadell Arboledas Maria Canadell Arboledas
colonial  by KandY design, Colonial
Loading admin actions …

Todos nos hemos encontrado alguna vez con el dilema de qué cortinas elegir para nuestro dormitorio. Es importante saber, que estas no son sólo un elemento decorativo, si no que ayudan a mejorar el confort de nuestra habitación y nos arropan de una manera sutil. 

Es por eso que debemos considerar factores tales como el color, tejido, modelo o función a la hora de escoger las más adecuadas y así conseguir el resultado deseado. Hoy en día, las opciones pueden ser muchas así que es preciso aclarar lo más importante a tener en cuenta para potenciar la decoración interior de nuestra estancia.

Función

Lo primero será definir cuál es el aspecto funcional de la cortina que queremos colocar. Es decir, determinar cuál va a ser el uso concreto y la función que queremos conseguir de ella. Filtrar el paso de la luz, proporcionar privacidad o potenciar un estilo decorativo, son algunas de sus funciones básicas. La función en sí, depende del tipo de espacio, en este caso de un dormitorio, ya que las prioridades son distintas para cada tipo de habitación, y por supuesto de nuestras preferencias en cuanto a entrada de luz, grado de privacidad e intimidad y efectos visuales en los espacios.

Por ejemplo, en los dormitorios normalmente se precisa de un ambiente más íntimo y oscuro, que evite las miradas indiscretas, aunque podemos requerir en ciertos momentos una mayor entrada de luz y una sensación de amplitud.

Tipo de sistema

Nuestro segundo consejo será definir cuál es el tipo de sistema que se emplea para abrir y cerrar las cortinas. Esta elección va a depender también del tipo de ventana que necesitemos cubrir y la orientación de la habitación.

Normalmente las cortinas clásicas en barrales y las de rieles, un poco más cómodas, son adecuadas para todo tipo de ventanas. Este tipo cuelgan mediante barrales o guías deslizantes en rieles instalados sobre las ventanas, ocupan poco espacio y son muy prácticas y fáciles de colocar. Otra opción que se adapta a todo es su colocación con tensores, muy adecuadas para estilos de decoración más industriales y utilizando tejidos más livianos.

Los paneles orientales, estores y visillos son excelentes opciones para ventanas correderas y para cuando se requiera una mayor entrada de luz. Se pliegan verticalmente y ahorran mucho espacio alrededor de la ventana. Suelen ser muy apropiados para estilos decorativos sencillos y más minimalistas

Tipo de tela

La razón principal para escoger la tela, aparte de la estética, es encontrar el tejido más adecuado que permita dejar pasar la luz que deseamos o que el dormitorio en cuestión requiera, de manera que se cree el ambiente perfecto que buscamos.

Así que, por ejemplo, en los dormitorios con poca luz es conveniente elegir una telas livianas y traslúcidas que permitan el paso de la luz pero que a la vez ofrezcan intimidad, como por ejemplo los tejidos de algodón ligero, lino o gasa. Por lo contrario, los dormitorios expuestos a una mayor radiación solar, requieren de telas más gruesas que protejan del excesivo calor en verano y del desgaste de muebles y objetos producidos por los rayos solares. 

Podemos utilizar cortinas de lino, seda o seda de imitación, con un mayor grosor, ya que son más resistentes y durables. Una opción ideal para este tipo de espacios, si queremos impedir la entrada de la luz solar, son las de terciopelo, pana y brocado, sin dejar de mencionar los blockout compuestos por una lámina de vinilo. 

Una idea de decoración interesante es combinar dos cortinas al mismo tiempo; una más ligera con otra más gruesa, de manera que podamos disponer de ellas en función de la necesidad o no de luz, pero proporcionando siempre un ambiente íntimo.

¡El tamaño sí importa!

La idea es que antes de elegir unas cortinas, se debe considerar el tamaño de estas, por lo que es necesario anteriormente tomar las medidas exactas de la altura y la anchura según tus necesidades y tus gustos.

Por lo que al largo se refiere, se recomienda añadir unos 15 cm al largo de la ventana, pero hay quien las prefiere que lleguen al suelo. Para calcular el ancho, normalmente añadiremos unos 30 cm al ancho de la ventana, pero si estamos pensando en colocar una con pliegues, será necesario multiplicar esa medida por 2 o más según el número de frunces que desees.

Una recomendación que os dejamos es utilizar cortinas largas hasta el suelo en las habitaciones pequeñas y con techos bajos, de esta forma se crea un efecto visual de amplitud, pareciendo que el dormitorio es mucho más espacioso.

Color y diseño

Por último, y no menos importante, es elegir el color y el diseño de la cortina de forma que armonice con la decoración, la pintura, las alfombras y los muebles en general de la estancia. Utilizar una paleta de colores para escoger las tonalidades más adecuadas es una opción ideal para dar con la gama perfecta de colores que combine con el estilo de nuestro dormitorio. Además, dependiendo del efecto que deseemos crear, tenemos que tener en cuenta que los tonos oscuros reducen a nivel visual las dimensiones de la habitación, y en cambio los colores claros aportan una sensación de amplitud.

Puede ser muy interesante la combinación de colores y tejidos para potenciar la decoración, pero hay que ir un poco con cuidado si queremos utilizar cortinas estampadas, ya que puede resultar un poco recargado. Los colores neutros como toda la gama de grises y naturales como los beige, marrones y cremas son siempre una elección acertada. 

Modern home by Casas inHAUS Modern

Need help with your home project?
Get in touch!

Discover home inspiration!